Restaurante Don Luis (menú barato)

Gastronomía

Ya os hablé hace pocos días sobre el restaurante Don Luis, situado en Arganda del Rey. En esa ocasión, sólo había probado el menú de 15 euros que se sirve en el interior del restaurante. Ahora os contaré mi experiencia con el menú de 7,5 euros.

El menú barato o popular se sirve nada más entrar en el restaurante, donde está localizada una barra al estilo de una cafetería o bar típico. Las mesas son normales y los manteles individuales de papel.

Esta sala se caracteriza por tener una televisión encendida todo el tiempo y por compartir ruidos, sonidos y olores con el resto de la clientela que viene y va. No es un lugar tranquilo para comer como en el caso de la sala donde sirven el menú de 15 euros. En vez de un lugar tranquilo y acondicionado térmicamente, nos encontramos con un lugar ruidoso y caluroso (ahora en agosto). No vi zonas de fumadores y no fumadores. En la sala interior sí que la hay.Con respecto al servicio, sólo vi una camarera jovencita de rasgos rumanos. En el caso del menú caro, eran todos camareros con su uniforme, bien serios y profesionales.

En cuanto al menú, la carta era más breve. Cuatro platos para el primero, cuatro platos para el segundo y postre. Si pedías además del postre un café, el precio del menú ascendía a 8 euros. La comida en principio (por los títulos de cada plato) parecían un poco más básicos que en el menú caro. Yo pedí de primero un gazpacho (así podía comprar con el menú caro) y de segundo cinta de lomo a la plancha con patatas fritas. De postre un helado de limón.

El gazpacho parecía igual de sabor que el menú caro, pero por la presentación hacía que supiera peor. Venía en un cuenco normalito, con todo un lado manchado de gazpacho que se acababa de desbordar y la cuchara medio sucia. Los tropezones del gazpacho ya estaban dentro así que no podías elegir los que querías en el caso de que no te gustara alguno de ellos.

Para la cinta de lomo a la plancha con patatas, estaba normal. No puedo compararlo con el menú caro. Y en el caso del helado de limón, realmente era uno de esos industriales en cuenco de plástico que parecía más mousse helado que otra cosa. Me tomé la mitad y sin ganas.

Un dato a destacar es que pedí una botella de agua mineral y cuando lo trajo percibí que en su superficie había unos churretones de color marrón que caían en forma de gotas en partes de la botella. Nada agradable al la vista.

En conclusión: prefiero pagar 15 euros por el menú caro que 7,5 euros y comer de mala gana.

No Comments



Deja un comentario

XHTML: Puedes utiizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>