Catástrofe de mi disco duro

Informática

El domingo, viendo la Formula 1, cerré el portátil para dejarlo en reposo mientras iba a prepararme algo de comer. Cuando regresé y abrí el portátil de nuevo (un Macbook Pro de 13″) apareció en la pantalla el puntero del ratón en forma de bola multicolor girando. Pensé, voy a esperar, que se habrá enganchado algún programa. Pero no, después de 5 minutos la bolita seguía girando.

Decidí arreglarlo a las duras: apreté el botón de apagado hasta que el portátil se apagó. Cuando volví a encenderlo, no pasaba el sistema operativo de la ventana de arranque (manzana gris e icono de unas rayas girando).

Después de infructuosos intentos y de un par de arranques en modo seguro (manteniendo pulsada la tecla SHIFT en el arranque) nada terminó por funcionar.

Ya sólo me quedaba la opción de abrir en canal mi portátil, extraer el disco duro e intentar recuperar alguna información.

Primeramente intenté con la Utilidad de Discos. Detectó que de las dos particiones, había una que era imposible montar y reparar. La partición del sistema operativo parecía estar bien. Así que hice un formateo suave a la partición estropeada e intenté arrancar de nuevo. Nada, tampoco funcionó.

Opción número dos, y la más desesperada, era utilizar el software Data Rescue 3. Nunca he confiado mucho en estos programas, pero estaba desesperado. Después de dos días con la opción Deep Scan es la partición estropeada (250 Gb) el software sólo llevaba un mísero 10%. Lo cancelé aburrido por la inactividad. Dí por perdido la información contenida en esa partición.

Me centré en la partición donde estaba el sistema operativo. Al intentar acceder a él parecía que también había cascado. EL Mac Os X sólo lo reconocía después de reparar la unidad. Pero al intentar copiar cualquier cosa, daba error de Finder en multitud de ficheros. Ya me recorría un sudor frío por la espalda: parecía que mi destino era perder toda mi información.

En estos momentos que escribo, las dos particiones ya ni aparecen en el escritorio y he hecho una instalación limpia en un disco duro antiguo que tenía de 2.5″. Será como comenzar una nueva vida. 3 GB de e-mails desde mis comienzos con los Macs desaparecidos, documentos, claves, aplicaciones… todo esfumado.

Ahora estoy pensando en Apple y su giro hacia todo en la nube. Y no le quito razón, lo único que estoy recuerpando es el Calendario, la Agenda y alguna otra cosa gracias a la sincronización de MobileMe.

Ahora ya sé que tendré que usar Time Machine y almacenamiento en internet en mis hostings. De esta manera no volveré a caer en la misma trampa. Qué supérfluo es todo lo que tenemos en esta era digital almacenado en nuestros ordenadores y discos duros… Cuando escribíamos en piedra las cosas perduraban milenios… 🙂

1 Comment



Un Comentario

  1. […] os hablé en otra ocasión del problema que tuve en mi disco duro. Ahora os voy a hablar un poco de mis intentos por recuperar […]

Deja un comentario

XHTML: Puedes utiizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>